¿Es verdad que el Vino Tinto mancha los dientes?

Definitivamente Sí. El vino tinto es una combinación de ingredientes naturales como colorantes, ácidos y taninos, estos tres ingredientes combinados colaboran para manchar tus dientes. El tono rojo que ves en tus dientes después de tomar un par de copas vino tinto es mayormente una capa de saliva que ha tomado el color del vino, no obstante si tu costumbre es tomar vino tinto asiduamente esa saliva irá penetrando en tus dientes hasta mancharlos de manera permanente.

Estos se debe a que los ácidos contenidos en el vino tinto pueden afectar el esmalte de tus dientes, es por ello que no es recomendable cepillarse los dientes inmediatamente después de haber tomado vino tinto, ya que este ácido combinado con la pasta dental hará que los dientes se erosionen con mayor facilidad y se manchen.

Blanqueamiento dental natural

La recomendación por excelencia es sólo enjuagarse con agua después de haber tomado vino tinto y esperar un poco para cepillarse, así el efecto del ácido contenido en el vino no será tan perjudicial para tus dientes. Esto también ocurre con el vino blanco, no obstante no es tan obvio debido a su color.

Por esta razón es siempre muy buena idea acompañar a la ingesta de vino con la ingesta de agua para ayudar a purgar de tu boca los ácidos contenidos en el vino tinto. Las recomendaciones para disminuir los efectos del ácido contenido en el vino tinto o blanco es acompañarlo con agua mineral, tomar primero vino rojo en lugar del blanco, cepillarse los dientes antes de ingerir vino, ingerir alimentos que fortalezcan los dientes como calcio, vitamina D, vitamina C, ingerir alimentos ricos en fibra y comer más queso.

No se recomienda recurrir al blanqueamiento dental si se ingiere vino de forma regular, ya que los dientes quedan más susceptibles a mancharse después del blanqueamiento dental.